Cursos

Reiki Usui Tibetano

Cuando decides “re-conectarte” y permitir que el Reiki entre en tu vida, estás comenzando una nueva aventura. Sanará tu cuerpo, calmará tu mente, consolará tus emociones y serenará tu espíritu.

Pero descubrir el Reiki no significa que tengas que cambiar de trabajo o transformarte en un Maestro necesariamente

El Reiki es una práctica de sanación y de crecimiento personal que emplea la Energía que nos rodea para sanarse a uno mismo y a otras personas mediante un sistema de imposición de manos. Actúa sobre nuestro sistema energético, ayudándonos a recuperar nuestro balance y funciona a todos los niveles (físico, mental, emocional, espiritual) sin importar nuestra edad, nuestro estado de salud o nuestra creencia religiosa.

El curso de Reiki está compuesto de 3 niveles. Para ejercer el reiki sobre ti u otras personas no es necesario realizar los 3 niveles ya que el primero te enseñará lo necesario para practicarlo.

Es característico por su sencillez.

Asimismo nos aporta calma, paz, satisfacción, fortaleza y sintonía con el entorno.

Está aconsejado para personas que sufren de problemas de autoestima, culpabilidad y desengaño.

Reiki Kundalini

Los sistemas llamados "Usui" o derivados, como Karuna, Tera-Mai, Tibetano... se caracterizan por la utilización de símbolos, mantras, posiciones específicas de las manos, etc. Además de compartir un origen común en la enseñanzas del maestro Mikao Usui y la aplicación de sus principios.

Reiki Kundalini 1 equivale, energéticamente hablando, a Reiki Usui 1, 2 y 3. Esa es la primera razón por la que yo recomiendo haber realizado Usui 3 antes de embarcarte en Reiki Kundalini. Tu sistema ya está más acostumbrado a trabajar con la energía, también está ya más libre de bloqueos y eso hace que la crisis de sanación de Reiki Kundalini sea más leve. Si eres terapeuta, sólo este nivel te complementa y te permite canalizar ambas energías a tu paciente; además de permitirte evolucionar más rápidamente.